No reclamo a mi empresa por miedo al despido

29 de agosto del 2014

Con mucha frecuencia contesto preguntas en esta pagina web (estupenda, por cierto) en las que un trabajador relata un conflicto laboral que sufre y tiene miedo a reclamar porque puede ser despedido.

Supuestos como este, son habituales y los motivos mas comunes son: el impago o retrasos en el pago de los salarios, la obligaci贸n de realizar horas extra, el incumplimiento de la obligaci贸n de dar al trabajador de alta en la Seguridad Social, la imposici贸n de una sanci贸n que considera injusta, o bien que le hayan modificado el horario, la categor铆a profesional, el salario, etc.

Este temor que sienten los trabajadores es normal y l贸gico, puesto que el empleador puede f谩cilmente como represalia comunicar el despido de 茅stos.

Sin embargo, los trabajadores deben saber, y es lo que pretendo dar a conocer con este art铆culo, es que si reclaman al empresario previamente por cualquiera de los anteriores supuestos de forma que quede constancia escrita: esto puede suponer que el despido realizado como represalia se declare nulo por vulneraci贸n de la denominada garant铆a de indemnidad.

驴C贸mo pueden los trabajadores dejar constancia de esas reclamaciones? Muy f谩cil, me refiero a que se env铆e previamente un burofax a la empresa o como m铆nimo un email, bien que se interponga denuncia a la Inspecci贸n de Trabajo, o bien papeleta en el SMAC o demanda ante el Juzgado, en funci贸n de la naturaleza del procedimiento del que se pretenda iniciar.

Varias sentencias del Tribunal Constitucional -TCo 38/2005; TCo 144/2005- han determinado que del recurso de los trabajadores de la actividad judicial (demandas o incluso querellas) y administrativa (papeletas y denuncias) o de los actos preparatorios o previos al mismo (burofaxs, emails,) no pueden seguirse consecuencias perjudiciales o represalias para los trabajadores.

De esta manera, si el trabajador aporta indicios de tales represalias empresariales (por ejemplo, sanciones disciplinarias, modificaciones sustanciales, acoso, despido, etc) , corresponde a la empresa probar que el m贸vil de tales medidas no era atentatorio del mencionado derecho fundamental, so pena de nulidad radical de las mismas.

Por tanto, vamos a se帽alar algunos casos resueltos por los Tribunales en los que se ha considerado vulnerada la garant铆a de indemnidad como manifestaci贸n del derecho fundamental a la tutela judicial efectiva (Const art.24), y se ha de declarar nulo el despido cuya causa es la represalia contra el trabajador por defender sus derechos laborales como consecuencia de:

a) Haber realizado reclamaciones judiciales o extrajudiciales contra el empresario (TS 14-6-07).
b) Interponer una denuncia ante la ITSS (TSJ Las Palmas 28-4-06).
c) El despido cuya causa es la represalia contra el trabajador por defender sus derechos laborales (TS 29-5-09).
d) Demandar el reconocimiento de sus derechos como consecuencia de la cesi贸n ilegal (TS 29-5-09).
e) Ejercitar su derecho fundamental a la libertad de expresi贸n, manifestando su disconformidad con la situaci贸n de degradaci贸n profesional que viene sufriendo, con el objetivo de evitar un conflicto judicial (TSJ Cantabria 15-6-10).

Por ultimo, el despido efectuado con vulneraci贸n de la garant铆a de indemnidad, por atentar contra el derecho fundamental a la tutela judicial efectiva, ha de ser declarado nulo y, por tanto, el empresario debe proceder a tu inmediata readmisi贸n sin opci贸n (ya que el empresario s铆 tiene opci贸n de elegir cuando es un despido improcedente) y al pago de los salarios dejados de percibir desde el despido hasta la efectiva reincorporaci贸n.

Ante de acabar, animo a todas las personas que est茅n leyendo este blog a defender sus derechos laborales, a no quedarse callados y hacer algo en la forma relatada anteriormente ante posibles abusos que est茅n sufriendo, creo que no denunciar, reclamar u oponerse a estas pr谩cticas fomenta o refuerza la actitud del empresario. Me entristece todo esto porque parece que, lamentablemente, los trabajadores en Espa帽a estamos acostumbrados a tragar con todo y a contribuir para que esto siga as铆.

Carlos Winter Cabrera, Abogado del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid, especializado en laboral y penal.

Compartir en: