Un artículo de Katarzyna Piekutowska: El perfil de un buen abogado (y cómo llegar a ser abogado)

Un artículo de Katarzyna Piekutowska: El perfil de un buen abogado (y cómo llegar a ser abogado)

11 de octubre del 2012

La carrera de un abogado contiene muchas etapas y no es fácil. Para hacerse un buen abogado como para ser un buen doctor o deportista, hay que trabajar mucho.

Los estudios de derecho en todo el mundo son muy prestigiosos y de todos es sabido su gran dureza y complejidad, no es fácil, incluso los calificaría de difíciles.

Los estudiantes de derecho de todo el mundo pueden asociarse en organizaciones como ELSA (European Legal Students Association), donde podrán intercambiar experiencias y apoyarse mutuamente.

Cuando terminé mi escuela secundaria, no sabía que iba a hacer en mi futuro pero siempre me imaginé que ser abogada sería algo muy especial, algo importante. Por eso decidí estudiar en la Facultad de Derecho.

Ahora, después de 4 años, puedo decir, que no me arrepiento de eso, aunque estoy un poco preocupada porque sé que no va a ser fácil. Los problemas de la gente nunca son fáciles y la ley cambia prácticamente cada día. Por eso un abogado debe estar siempre bien informado y al día con la ley para poder comprobar si la información está actualizada y así, claro está, ser mejor abogado, que es lo como yo creo que debe ser.

El derecho es por lo general difícil de entender para la gente normal y a veces no puede ser entendido por casi nadie, sobre todo para los extranjeros, solo por los abogados, otro motivo por el cual decidí ser abogada.

Dicha complejidad de la ley permite a los abogados tener que estudiar muy duro para tener trabajo en el futuro, porque tenemos que aprender durante varios años de estudios qué quería decir el legislador a través de todas esas palabras.

La teoría y el conocimiento de la ley es un buen comienzo para entender qué significa ser abogado. Pero es la práctica lo más importante, ya que en realidad las cosas que leemos en libros y códigos hay que ponerlo en practica y un abogado sin práctica no puede funcionar.

Los abogados saben cómo buscar y dónde comprobar la información, el caso en concreto que se le plantee, porque la ley puede cambiar, pero cambie o no, ya saben cómo y dónde buscar.

En el día a día no hay casos tan típicos como los que se ven en los libros, el abogado tiene que ser creativo y buscar la solución adaptada a cada situación, en este caso la jurisprudencia siempre te puede echar una mano.

Un buen abogado es un abogado que sabe escuchar a la gente y sabe cómo y dónde buscar la información jurídica, debe ser empático y entender a las personas.

Es importante que el abogado pueda hablar de una manera comprensible, que sea realista porque la gente no tiene porque saber todas estas cosas. El abogado debe saber explicar aquellas figuras jurídicas que nos rodean y que son tan complicadas para las personas que no son abogados.

Sinceramente espero que cuando termine mis estudios pueda cumplir todos estos requisitos y ser una buena abogada.

Un saludo de Kasia.

Compartir en: