Poderoso caballero es Don Dinero

Poderoso caballero es Don Dinero

29 de enero del 2014

@gccristinita

A todo aquel que se le pregunte si somos iguales ante la ley, asentirá sin pensarlo dos veces. Es la premisa de todas las leyes. Dudarlo es prácticamente una osadía, una imprudencia. Pero yo me pregunto cuánto hay de cierto en esta afirmación. Si yo robo, cometo fraude, poseo drogas, conduzco en estado de embriaguez, o agredo a alguien, es más que probable que pase en prisión una larga temporada.

Sin embargo, si quien roba, engaña, lesiona, mata o campa a sus anchas con una botella de whiskey, mientras conduce un Lamborghini, es una estrella del cine, de los escenarios o de la televisión, ya son palabras mayores. Eso sí, el paripé de detenerlos y de ser portada de los medios de comunicación unos días, se cumple a la perfección.
Celebridades como Mel Gibson, Gerard de Pardieu, Mickey Rourke e incluso el mismísimo Bill Gates, toman la carretera como si estuvieran solos. Otros como Macaulay Culkin, Paris Hilton son arrestados por posesión de drogas, pero no pasa nada.
¿Que los detienen? Pues pagan una fianza desorbitada y asunto arreglado.

Si nos vamos a España, pasa otro tanto de lo mismo. ¿Que entra bolsas de basura con miles de euros? “Anda, hombre, yo no sé nada. Creía que había sido un buen mes en el ayuntamiento” Diría la Pantoja. Y mejor no hablar del fraude y corrupción en las altas esferas...

En definitiva, si eres famoso e infringes la ley, tranquilo. No temas. Pasarás el bochorno de salir en los medios, te detendrán, irás a juicio, pero siempre acompañado de prensa, así que ponte tus mejores galas. Igual te condenan, pero no la cumplirás. Pagarás una fianza elevada, pero que no notarás en tus bolsillos y a seguir viviendo.

En cambio, si eres un ciudadano de a pie, que no te conocen a más de dos calles de tu casa… Búscate un buen abogado.

En fin, tal vez habría que matizar eso de que “todos somos iguales ante la ley”. Sí, somos iguales… Pero unos más que otros.

Compartir en: