La salud es lo primero

La salud es lo primero

29 de noviembre del 2013

“Arrestado un falso médico” es parte del titular que he leído hoy en las noticias. No puede ser, otro estafador. Despierta mi interés y la busco para profundizar en la noticia. Efectivamente, un hombre de una más que cuestionable moral, se ha dedicado, ni más ni menos que durante quince años a estafar a la gente, incurriendo en delitos de falsedad documental, intrusismo y contra la salud pública.

Se ha destapado gracias a una mujer que llamó al Colegio de Médicos para saber si figuraba en el registro, ya que se extrañó al pedirle un anticipo para conseguirle una subvención de 3.000 euros. Y comenzó la investigación. Títulos que colgaban de su consulta que eran falsos y tratamientos que jugaban con la esperanza de muchas personas. El hombre fue detenido en su local donde se encontraba pasando consulta ataviado con indumentaria médica.

Y como éste, son muchos los que se disfrazan de profesionales y engañan a las personas ofreciendo productos milagros o tratamientos de los que no tienen la menor idea. Tan sólo les interesa el dinero. Es algo que indigna profundamente, porque, si la estafa en sí ya es denigrante, que se efectúe en temas relacionados con la salud roza ya lo inhumano.

Siempre ha habido quienes se quieren aprovechar de la situación de los demás, quienes se creen más listos, pero, tarde o temprano, siempre se les pilla.

Por eso, antes de acudir a centros donde se les ofrezca productos milagros o tratamientos alternativos, hay que contrastarlo con un médico, pero de los de verdad.
Así que, ante cualquier duda y antes de desembolsar cantidad alguna de dinero, hay que cerciorarse de su profesionalidad. Porque con la salud no se juega.

Cristina

Compartir en: